Feminismo

Características generales del feminismo

Crítica al patriarcado. El patriarcado entendido como la relación de dominación que somete el hombre a la mujer tanto en el ámbito público como en el ámbito privado.

Autoconstitución de la mujer en sujeto independiente.

Primera ola feminista

En la primera ola feminista se pueden distinguir varias corrientes:

1. Siguiendo el ideal ilustrado:

  • Durante la Ilustración diversos colectivos de mujeres empezaron a organizarse como actores sociales.
  • También se articuló un movimiento social por el sufragio femenino y la igualdad de derechos entre el hombre y la mujer.
  • Se justificaban en los derechos naturales del liberalismo clásico del siglo XVIII, pero haciéndolos extensivos también a las mujeres, y no solamente a los hombres. Se considera  el feminismo de la igualdad.
  • Crítica de la naturalización de la diferencia femenina, que se utiliza para justificar la dominación de la mujer al hombre.
  • Crítica a la división sexual del trabajo en el hogar.
  • La mujer como sujeto independiente, psicológicamente y moralmente.
  • Autores: Mary Astell, Harriet Taylor, Olympia de Gouges, Mary Wollstonecraft, François Poulain de la Barre, John Stuart Mill

2. Paralelamente, surgió un feminismo teológico evangelista:

  • Enfatizaban la diferencia de la mujer.
  • Ensalzan las virtudes específicas de la mujer.

3.  Corriente socialista de base ilustrada (socialismo utópico)

  • Igualdad de la mujer.
  • Crítica a la forma burguesa de familia y matrimonio.
  • Denuncia de la destrucción que ocasiona el capitalismo en la afectividad y sentimientos morales .
  • Relaciones igualitaristas en el ámbito domético.
  • Reclamación de la incorporación de la mujer al trabajo y la abolición de la propiedad privada.
  • En cambio, en el socialismo marxista: la lucha contra la dominación de la mujer y a favor de su emancipación fue subordinada a la lucha contra la dominación del trabajador.
  • Aunque se subordinó la lucha feminista fue subordinada a la lucha obrera, en países comunistas, Lenin defendió la igualdad política y económica de la mujer, políticas sociales, divorcio, despenalización del aborto, e incorporación de la mujer al trabajo.
  • Autores: Ana Wheeler, Fourier, Saint Simon, Owen

Segunda ola feminista

1. II Guerra Mundial

Durante la II Guerra Mundial, la mujer sustituyó al hombre en las teareas productivas de todos los sectores. Al acabar la guerra, se produjo un movimiento ideológico para que las mujeres volvieran al hogar para constituir el modelo burgués de familia de antes de la guerra, con todos los beneficios que proporcionaban los distintos avances tecnológicos en las tareas domésticas.

2. Simone de Beauvoir

  • Reivindica que la noción de “mujer” es un fin a elegir y a realizar de manera libre por las mujeres.
  • Ser una mujer es producto de la autodeterminación.
  • El “género” es una construcción simbólica, en cambio, el “sexo” es una determinación biológica.
  • La determinación biológica: el “sexo”, es una oportunidad, pero no un destino: “no se nace mujer, una se hace mujer”.
  • Elecciones del ser mujer: control del cuerpo, maternidad, libertad sexual.

3. Betty Friedan

Denuncia las barreras nuevas impuestas a la mujer en la esfera pública y en el trabajo; inspirándose en la igualdad ilustrada.

4. Shulamith Fireston

Promovió un feminismo más radical. Reformula el materialismo histórico marxista, de la manera que la auténtica fuerza de la historia ha sido la división sexual del trabajo y la división clasista del trabajo. Reclama una auténtica revolución sexual.

Estos planteamientos llevaron incluso al planteamiento de una sociedad andrógina.

5. Feminismos socialistas y marxistas

Opuestos al feminismo radical de Shlamith Fireston.

Desarrollo de la “teoría dual de sistemas”: la mujer está oprimida en el ámbito doméstico y en el ámbito público, asume una doble carga, un doble trabajo.  Se necesita una doble estrategia para los dos tipos de opresión.

Los roles del hombre y la mujer están construídos de manera que perjudica a las mujeres.

Para ello es necesario una revolución psicocultural, junto con cambios legislativos, y además, un salario doméstico para favorecer la independencia de la mujer.

6. Feminismo evangelista

Feminismo profamiliarista.

Celebración de la maternidad y de la diferencia biológica de la mujer.

Perspectiva constructivista del género: lo “masculino” y lo “femenino” están al alcance del hombre y la mujer por igual.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.